Mise à jour le 30/07/00
        

LA HOMEOPATÍA


LA HOMEOPATÍA


"Hahnemann es un sabio con grandes méritos. La ciencia debe ser para todos.
Si la homeopatía es una quimera sin valor propio, caerá por si mismo.
Si, al contrario, es un progreso, se propagará a pesar de todas las medidas de preservación y la Academia debe desearlo antes que nadie, porque su misión es hacer avanzar la ciencia y favorecer los descubrimientos."

Declaración del ministro de la salud de la época ( Guizot ) que defendió personalmente a Hahnemann en la Academia de Medicina.

Algunas figuras notables de la homeopatía :


La homeopatía se fundamenta en tres principios : similitud, infinitesimal y "terreno mórbido" y una concepción peculiar del enfermo y de la enfermedad.

La similitud

La ley de similitud es una ley universal de la naturaleza que constituye la base esencial de la homeopatía.

Su principio es el siguiente : para determinar cuál es el medicamento que conviene para una curación, hay que descubrir, de una forma experimental, la sustancia que provoca en el hombre sano unos síntomas semejantes a los que presenta el enfermo.

Experimentamos una sustancia, por ejemplo la ipecacuana, en los sujetos de buena salud, y comprobamos que provoca náuseas constantes, salivación abundante, tos acompañada con náuseas, sensación de constricción en el pecho y estertores. Podemos llamar este conjunto de síntomas el cuadro sintomático experimental.

En la práctica médica, podemos encontrar a un sujeto que presenta el mismo conjunto de síntomas o un conjunto muy parecido ( por ejemplo a un asmático ) y acordamos llamar este conjunto, el cuadro sintomático clínico.

Cuando el cuadro sintomático experimental y el cuadro sintomático clínico son próximos, similares ( tienen muchos síntomas en común sin ser francamente idénticos ), podemos aplicar la ley de similitud y a partir de los síntomas del asma del enfermo determinar el medicamento adecuado, en este caso, la ipecacuana.

La misma técnica puede utilizarse para todos los medicamentos homeopáticos. Cada vez que los síntomas del enfermo son bien observados por el médico ( lo que no resulta siempre fácil ), la ley de similitud puede aplicarse con éxito.

Lo infinitesimal

Cuando, siguiendo la ley de similitud, una sustancia se prescribe a fuerte dosis, puede agravar el caso. Por eso, Hahnemann fue progresivamente inducido a reducir la cantidad de medicamento que recetaba. Se dio cuenta que dosis "infinitesimales" eran suficientes y más activas que las dosis ponderables.

Para obtener las "Centésimas de Hahnemann" o sea "CH", se operan diluciones sucesivas al 1/100, a partir de la sustancia base, que la mayoría del tiempo es una tintura madre ( mezcla de agua, alcohol, plantas o partes animales ).
Con una gota de la sustancia base mezclada a 99 gotas de solvante ( agua + alcohol ) se obtiene la "primera Centésima de Hahnemann" o sea "1 CH".
Si a una gota de este 1 CH se añaden 99 gotas de solvante se consigue una nueva dilución llamada "segunda Centésima de Hahnemann " o sea "2 CH" lo que representa una dilución al 1/100 de la 1 CH, o una dilución al 1/10 000 de la sustancia base.
A partir de 2 CH, una nueva dilución al 1/100 da por resultado "3 CH" ( o sea una dilución al millonésimo de la sustancia base ). En Francia, se puede llegar así hasta "30 CH".

Entre el 11° y el 12° CH, se considera, por referencia a un cálculo teórico, que no queda ninguna molécula base en la preparación.
Se ha sobrepasado el número de Avogadro, o sea 6,023 x 1023.
Cuando se hacen 11 diluciones al 1/100, deberían quedar 60,23 moléculas ( si en la sustancia empleada una moléculagramo representa una gota del producto base )
A partir de la 12A dilución al 1/100 no debería quedar nada. Y a pesar de todo la dilución va a seguir hasta ¡ 30 CH !

Además, la dilución del medicamento no es el único aspecto importante de su preparación. Se procede también a una dinamización. Es decir que cada preparación al 1/100 se agita antes de servir para la dilución siguiente. Al omitir este paso imprescindible, el producto no tiene eficacia terapéutica.

Cuanto más próxima es la similitud entre los síntomas del enfermo y la experimentación del medicamento recetado, más el médico homeopata elige une alta dilución de los medicamentos ( la media se situa en 9 CH ).

Vuelta a la página sobre la biología numérica.

El "terreno mórbido" o
la Concepción homeopática del enfermo y de la enfermedad.

No existen enfermedades de carácter universal ni enfermos idénticos cuando padecen del mismo mal, sino un enfermo global y fuertemente individualizado.
Si sufre, es porque su sistema inmunológico está fallando globalmente y entonces es preciso estimularlo.

El medicamento homeopático no se aplica ciegamente " contra " una enfermedad.
No hay receta en homeopatía.
No hay tratamiento unívoco del asma, eczema, jaqueca o sarampión.
Entre varias posibilidades el médico debe seleccionar el tratamiento que es el único eficaz, para una persona determinada, el que cubre el conjunto de los síntomas que presenta.

La homeopatía es una medicina sintética que estudia al hombre en su totalidad y utiliza el medicamento más adecuado para realzar su modo de reaccionar, es decir la reacción de su organismo contra la enfermedad.
Siempre el tratamiento es individualizado y de acuerdo con las leyes de la naturaleza.

Esta página se inspira ampliamente del excelente libro del Dr Alain Horvilleur,
Le Guide Familial de l'Homeopathie ( El Guía Familial de la Homeopatía ).

Los que se oponen a la homeopatía argumentan el hecho :

  • que a partir de 12 CH no queda producto activo y, por consiguiente, ninguna reacción química al nivel molecular es posible.
    La Biología Numérica propone una solución a este problema.

  • si "esto funciona a pesar de todo" es debido a ¡ un simple efecto placebo ! Y también es porque el médico homeopata dedica más tiempo a su paciente, con un promedio de más de una hora en vez de un cuarto de hora para un médico alópata. El enfermo, considerándose mejor atendido se curaría más fácilmente.
    Si fuera la verdadera explicación, bastaría con que los médicos alópatas consultaran con más detenimiento.

  • que a gran escala, las pruebas clínicas comparativas son poco concluyentes.
    Quieren comparar dos métodos terapéuticos diferentes, aplicándoles el mismo método de control. Uno actúa como un elefante en una tienda de porcelana, otro se dedica a fortalecer las defensas naturales del cuerpo y por consecuencia su efecto se produce a largo plazo, lo que no se evidencia en estas investigaciones controversadas.
    Aquí también, la Biología Numérica permitirá nuevos medios de control y experimentación.


Hacer la apología de la homeopatía no significa rechazar la alopatía, porque, y lo repito, sus éxitos son innegables. Para el mayor bienestar de los pacientes en vez de oponer sistemáticamente los métodos terapéuticos es necesario, al contrario, asociarlos.

La homeopatía es una nueva terapia que necesita todavía muchos estudios y experimentaciones, pero sus éxitos crecientes son esperanzadores.


El sitio web del Sr Jacques Benveniste : DigiBio.


La Biología Numérica      La Vida      Algunas rarezas...     


Vuelta a Ciencias de la Vida

Ciencias de la Vidae


Los Descubrimientos imposibles

Sumario     Las "news"     Los Herejes      Arqueología     Paleontología     Ciencias de la Vida      Fenómenos parasicológicos      OVNI     Ciencias de la Tierra      Astronomía     Ciencias Físicas     Matemáticas     Mitos y Leyendas      Criptozoología     Sindonología    


Notas :

Para HIPÓCRATES ( 460-377 antes de J.C. ) la enfermedad es un desorden fisiológico del conjunto del organismo resultando de las reacciones individuales que se oponen a las influencias del ambiente natural y de los fenómenos cósmicos.

Según su concepción, cada enfermo debería ser tratado por uno de los tres métodos terapéuticos :

  1. La expectativa que deja intervenir "la madre naturaleza".
  2. La oposición que utiliza la ley de los contrarios y que dio los tratamientos alopáticos.
  3. La ayuda que utiliza la ley de los semejantes y que caerá en el olvido para renacer más de 2 000 años más tarde y que dio los tratamientos homeopáticos.

arriba


PARACELSO ( 1493-1541 ) conocía esta dualidad. Cuidaba la diarrea con eléboro ( sabiendo muy bien que el eléboro puede provocar diarrea ). Recetaba dosis muy pequeñas : la vigésimocuarta parte de una gota. La homeopatía va mucho más lejos en la dilución y no ha conservado el aspecto esotérico de la obra de Paracelso.

arriba


CHRISTIAN-SAMUEL HAHNEMANN ( 1755-1843 ) fue el verdadero fundador del método homeopático. En 1790 volvió a descubrir la ley de similitud y generalizó su utilización. Decía : "Que los semejantes curen a los semejantes".  Luego se dio cuenta que diluciones infinitesimales bastaban para obtener la curación. Publicó su obra fundamental, El Organon del arte de curar, en 1810 en Alemania. La primera traducción francesa data del año 1824. Hahnemann, nacido en Sajonia, terminó su vida en París. Fue enterrado en el cementerio del Père Lachaise.

arriba


SÉBASTIEN DES GUIDI ( 1769-1863 ), conde de origen italiana, introdujo la homeopatía en Francia, en Lyon.

arriba


CONSTANTIN HERING ( 1800-1880 ) introdujo la homeopatía en América. Al descubrir medicamentos importantes prolongó la obra de Hahnemann.

arriba


JAMES TYLER KENT ( 1849-1916 ), médico americano de gran fama, dejo una huella durable en la homeopatía al insistir sobre la necesidad de dar un solo medicamento homeopático a la vez. Publicó un repertorio de los síntomas homeopáticos que se sigue utilizando actualmente.

arriba


ANTOINE NEBEL en Lausana, LÉON VANNIER en París, CHARLES ROUSSON en Lyon son las grandes figuras de la primera parte del siglo XX. Por su enseñanza contribuyeron a la fama de la homeopatía.

arriba



Copyright Les Découvertes Impossibles © 2000-2007 All rights reserved Marc ANGEE,
http://www.ldi5.com      email : marcogee@wanadoo.fr