Puesto al día el 13/11/00
        

LA SUPERVIVENCIA DE LOS ANIMALES DE SANGRE FRÍA

Uno de los más formidables enigmas del mundo vivo...


crapaud momifié

Sapo momificado en un bloque de sílex encontrado en Inglaterra en la cantera de Lewes ( Sussex ) en 1900.
El conjunto se encuentra en el museo Booth de Hove


Desde hace mucho tiempo sabemos que los batracios son capaces de vivir en hibernación durante varios meses, e incluso años, en el cieno.

Lo que no sabemos, es cómo unos de esos animales, presos en bloques de piedra de la era secundaria ¡ han podido sobrevivir tanto tiempo !


  • Ambroise Paré, médico de Henri III de Francia, anota en su "Registro anual del año 1561" :
    "Me encontraba en mi castillo, cerca de Meudon, y pedí a un peón caminero que me rompiera algunas piedras.
    En medio de una de ellas, sin que se pueda percibir el más mínimo hueco capaz de dejar paso, encontró un sapo enorme, lleno de vida.
    El obrero me dijo que no era la primera vez que encontraba un sapo, o cualquier otro bichito ( 1 ) en el interior de bloques de piedras enormes.
    "

    El "Registro anual" relata también que obreros de Toulon, al romper piedras para el adoquinado del puerto, habrían descubierto en el interior unos mariscos "de sabor delicioso".


  •  
  • " En el año 1818, durante una conferencia en el "Caïus College" de Cambridge, el Dr Edward D. Clarke, geólogo, relató su extraño descubrimiento, cuando buscaba fósiles, en una cantera de creta del cretáceo.
    A una profundidad de más de 80 metros, encontró un banco de erizos de mar y tritones fosilizados.
    Tres de los tritones parecían en perfecto estado de conservación.
    Los sacó con precaución y los expuso al sol, sobre una hoja de papel.
    Se quedó estupefacto al ver que empezaban a moverse.
    Al poco tiempo dos murieron, pero el tercero parecía tan vigoroso que el Dr Clarke lo soltó en una charca donde se escapó.

    El Dr Clarck declaró que esos tritones no se parecían a ninguno de los conocidos en la región y que además pertenecían a una especie desaparecida y desconocida anteriormente.


  •  
  • En el año 1821, un cantero trabajaba un bloque grande de piedra, sacado de una profundidad de 6 metros, cuando encontró un lagarto preso en la roca.
    Se había enroscado en un hueco de la forma exacta de su cuerpo.
    Medía unos 3 centímetros de largo, su color era amarillo marrón y su cabeza redonda con ojos muy brillantes.
    Tenía la aparencia de estar muerto, pero después de una exposición durante 5 minutos al aire libre, mostró señales de vida y se fugó rápidamente. ( 2 )


  •  
  • En el año 1835, unos obreros que retiraban bloques de gres rojo, de una profundidad de más de un metro, rompieron uno que contenía un sapo vivo.
    El anfibio, de una talla inferior a la media, era de color oscuro y se puso negro al cabo de unos minutos.
    El batracio fue colocado en su hueco rocoso pero murió al cabo de cuatro días. ( 3 )


  •  
  • En el año 1852, en Pastwick, Derby, en Inglaterra, unos obreros, que cavaban para extraer mineral, libraron un sapo vivo que se encontraba en un hueco cerca del centro de una roca.
    Tuvieron que romperla para sacarla de una profundidad de 4 metros.
    La cavidad donde se encontraba el sapo medía unos 15 centímetros de diámetro, mucho mayor que el animal y cubierta con cristales de carbonato de calcio, según parece.
    Al poco tiempo de su exposición al aire libre, el sapo murió. ( 4 )


  •  
  • En el año 1862, un francés, Alexandre Seguin, intentó un experimento interesante.
    Enjauló veinte sapos en yeso y los enterró.
    Doce años más tarde, cuatro de ellos seguían vivos. ( 5 )
    Anteriormente, en los años 1771-1774, el naturalista francés Hérissant, había logrado la misma experiencia.
    Más tarde, en 1825-1826, Buckland, un inglés ferozmente opuesto a la realidad del fenómeno, fracasó.


  •  
  • En abril del año 1865, cerca de Hartlepool en Inglaterra, unos terraplenadores descubren un sapo vivo en el interior de un bloque de calcáreo de magnesio.
    La cavidad parece moldada sobre el animal, cuyos ojos brillan de un modo asombroso.
    M. S. Horner, presidente de la Sociedad de Historia Natural se encarga del batracio y, después de un exámen minucioso, se da cuenta de que su boca está obturada y sus croares salen por los orificios de la nariz. Además sus patas traseras son mucho más largas que las de las especies locales.
    Según testigos, "este sapo estaba completamente descolorido y tan pálido como la roca que lo rodeaba. Sin embargo se puso rápidamente de un color aceitunado".
    El geólogo Robert Taylor estimó que el bloque donde el anfibio había sido encontrado tenía 200 millones de años de antiguedad. ( 6 )

    Un artículo del "Scientific American" relata el descubrimiento, por el minero Moses Gaines, de un sapo cautivo, exactamente imbricado en un bloque de mineral de plata.
    El animal vivo, regordete, medía unos 8 centímetros y sus ojos eran anormalmente grandes.


  •  
  • En el año 1958, cuatro obreros de una mina de uranio de Utah, que sacaban una vena de mineral enterrada debajo de gres, encontraron un arbol petrificado que tuvieron que explosionar.
    Entonces,el tronco reventado deja aparecer un pequeño nicho en el cual se encuentra una rana viva minúscula y pardusca.
    Al contrario de las ranas modernas, cuyas patas son palmadas, las suyas tienen ventosas.
    La cavidad tiene la forma de la rana, pero su tamaño superior de una tercera parte, deja pensar que la rana habría encogido.
    Al día siguiente el animal muere. ( 7 )

  • En el año 1960 en el fondo de una fosa, entre los huesos de mamutes y los de tigres con dientes en forma de sable, bolas de arcilla duras como roca contenían ranas, unas muertas, otras vivas, sin pigmentación y algunas tan transparentes que se podían ver los latidos de su corazón.
    Sus bocas estaban tapadas y algunas estallaron, sin duda por una exposición demasiado repentina.
    Los científicos del Smithonian Institute las han fechado de la época de los mamutes, pero no dieron explicación sobre la supervivencia de algunas de esas ranas. ( 8 )


El misterio sigue siendo entero...

  • ¿ Cómo esos animales pudieron sobrevivir tanto tiempo, sin aire, agua ni alimento ?

  • ¿ Cómo esos animales pudieron resistir a las presiones enormes y a las temperaturas de las capas geológicas donde fueron encontrados ?


Varias explicaciones han sido propuestas, pero ninguna convence del todo.

Acaso la solución del misterio se encontrará en el estudio de los numerosos casos de batracios que fueron encontrados, presos en árboles.


Si todos esos relatos son auténticos, acreditan todavía más un hecho extraordinario que se desarrolló en el año 1856.

Cerca de Saint-Dizier, cuando trabajaban a la apertura de un túnel ferroviario, en una capa calcárea jurásica, unos obreros, al romper una roca grande, vieron emerger de su centro una forma monstruosa.
El animal medía 3 metros de envergadura, con una cabeza horrorosa, dientes puntiagudos, sus cuatro largas patas, unidas por una membrana, se terminaban con zarpas y su piel negra, aceitosa tenía la consistencia del cuero.
El animal intenta echar a volar, da un grito ronco y se desploma muerto.
Presentado a un naturalista, será identificado como el cadáver de un reptil volador de la era secundaria, un ¡ Pterodáctilo !
Por desgracia, este fósil vivo desapareció y sólo quedan los recortes de prensa de la época para "dar crédito" a esta historia.



La Biología Numérica      La Homeopatía      La Vida      Algunas rarezas...     


Vuelta a Ciencias de la Vida

Ciencias de la Vidae


<

Los Descubrimientos imposibles

Sumario     Las "news"     Los Herejes      Arqueología     Paleontología     Ciencias de la Vida      Fenómenos parasicológicos      OVNI     Ciencias de la Tierra      Astronomía     Ciencias Físicas     Matemáticas     Mitos y Leyendas      Criptozoología     Sindonología    


Notas :

 

(1) Ranas, serpientes, cangrejos y bogavantes figuran entre los animales "emparedados" citados por Ambroise Paré y también Sir Francis Bacon, Gianbattista Fregoso y Agricola.

arriba


 

(2) Tilloch's Philosophical Magazine, 1821.

arriba


 

(3) Informe de la quinta asamblea de la British Association for the Advencement of science, 1835, p. 72.

arriba


 

(4) The Zoologist, 10,36,32, 1852 ;
Scientific American, 30 de julio 1853.

arriba


 

(5) Times, 23 de septiembre de 1862

arriba


 

(6) The Hartlepool Free Press.

arriba


 

(7) El Salt Lake City Desert News del 2 de febrero de 1958.

arriba


 

(8) Dallas Morning News, 9 de agosto de 1960.

arriba




Copyright Les Découvertes Impossibles © 2000-2007 All rights reserved Marc ANGEE,
http://www.ldi5.com      email : marcogee@wanadoo.fr